Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Política sin Estética

Imagen
Hace un siglo, para los gobiernos revolucionarios de nuestro país, la visualidad del poder a través de las artes era una cuestión primordial, central. El muralismo, la Escuela Mexicana de Pintura; la escultura, arquitectura y gráfica nacionalistas, junto con los monumentales programas murales en edificios gubernamentales, eran algo más que aspectos accesorios de decoración para las instituciones: eran, literalmente, la artillería pesada. El gobierno comunicaba a la población los valores a través de símbolos; la estética oficial era el rostro del Estado y la población su receptora. A lo largo del siglo XX esta relación entre Estado y Estética se fue diluyendo hasta el momento actual, en el que las campañas políticas de cara a la elección del presente domingo en Michoacán se rigieron, como desde hace décadas, por las imágenes que “mejor” penetran en la sociedad a través de los medios (electrónicos e impresos) para generar entusiasmo en la población, no interés. Trataré en este texto de l…

"Lo que es el Arte, no puede expresarse...

Imagen
Obras de Olivia Rojo. Exposición Bitácora Visual.
…con palabras hasta que ya pasó ahí.” Fueron palabras de la pintora Olivia Rojo, en entrevista con su servidor tras su visita a Morelia para la inauguración de su exposición “Bitácora Visual” en el Museo de Arte Contemporáneo “Alfredo Zalce” (MACAZ). El pasado mes de agosto, las salas superiores del museo fueron habitadas por sus cuadros, acompañada de un texto de Ady Carrión que describe la manera de hacer pintura de Olivia, situación que ya hemos comentado en artículos anteriores (Letras de Cambio, 21 de agosto, 2011). En aquel momento, Andrea Silva –directora del MACAZ- escribió un texto alusivo a la obra de Rojo en un tono menos descriptivo; ubicaba la propuesta en el contexto de la pintura contemporánea: las referencias visuales, el carácter pictórico, la importancia de los signos, la pintura ejerciéndose en algo que es ajeno a la representación. Todo esto, y más en los medios –electrónicos e impresos, como esta misma columna-, fue …