sábado, 21 de diciembre de 2013

El Periodismo desde la Cultura


El pasado martes 26 de noviembre fui invitado a participar en las V Jornadas de Periodismo, organizadas por la Escuela de dicha profesión en la Universidad de Morelia. La mesa redonda que tuve oportunidad de compartir con Ernesto Ayala, Cardiela Amezcua y Guadalupe Matus, tenía por título “La Cultura desde el Periodismo”. 
La ocasión provocó en mí la remembranza del tiempo en que, siendo estudiante de Historia del Arte y Fotografía, ocupaba largas horas de la semana a la lectura de la prensa, no sólo en las secciones de cultura o espectáculos (hay que decirlo: en varios de nuestros diarios de circulación estatal estas dos áreas de información no están diferenciadas y se confunden en una misma) sino también de política, educación, columnas de opinión, suplementos culturales. 
Con el paso del tiempo, las experiencias, y la oportunidad que Víctor Rodríguez (editor de este suplemento) me brindó para participar en Letras de Cambio, la colaboración con RedLab y la revista Silabario, y más recientemente la apertura de espacio en la sección Artes&Vida en el diario Provincia (gracias al editor Ignacio Torres), la experiencia lectora se convirtió en participación profesional. Aun así, el recuerdo me lleva al reconocimiento del panorama periodístico cultural que me formó como lector y formó una opinión ligada con la opinión pública que busca generar el periodismo en sus diversos medios y géneros. 
Recuerdo que el referente más concreto de narrativa y desarrollo histórico del periodismo cultural en México lo tomé de Humberto Mussaccio y su libro referente al tema, el cual se presentó hace tiempo en la sala Efraín Vargas de la Casa de Cultura de Morelia. Pero la experiencia lectora de dicha práctica cuenta con profesionales cabales como Merry MacMasters y Mónica Mateos-Vega en las páginas de la sección Cultura del diario La Jornada. En este mismo periódico, cada martes se publica la columna de opinión de la historiadora de arte Teresa del Conde, y los domingos, cada quince días en el suplemento La Jornada Semanal, la columna de Germaine Gómez Haro, que entre otras cosas se desempeña como directora de Casa Lamm. 
Y ya en el terreno de los suplementos culturales, uno de los mejores por su contenido, constancia y constante toma de riesgos, es el titulado Laberinto de Milenio Diario. Ahí se puede encontrar el trabajo de Braulio Peralta, quien cada cierto tiempo aborda temas desde una perspectiva crítica, pero casi siempre menos incisivo que sus compañeros de páginas Heriberto Yépez y Avelina Lésper; quienes comparten la última página del impreso, haciendo contrapeso efectivo, desde las artes visuales y la literatura, a los extensos ensayos que ilustran la portada y las primeras tres páginas. Cada sábado, el hambre de lectura puede saciarse (incluso estimularse) con la consulta del suplemento Laberinto. 
Ocasionalmente tuve acceso a las secciones de cultura del diario Reforma, aunque viviendo fuera de la ciudad de México la única manera de encontrarse con las colaboraciones de los investigadores/curadores Carlos Aranda Márquez y Cuauhtémoc Medina en esas páginas, era pagar la membresía del diario y leer a través de su página de internet. Yo era estudiante y nunca pagué este servicio, así que me perdí de la escritura que sabía estaba sucediendo ahí, y de la cual a veces tenía noticias por conocidos. 
Este es un panorama dibujado en el campo que corresponde a una parte de los medios de circulación nacional. Todos se escriben desde la capital del país. ¿Qué alternativas tenemos localmente para no ser una colonia informativa del Distrito Federal? 
Este es un ejercicio muy importante, pues también involucra 1) el reconocimiento del campo del periodismo de cultura en medios de circulación estatal, y 2) un abordaje crítico de dicho ejercicio informativo profesional mediante la identificación de identidades periodísticas individuales y de líneas editoriales que cada medio da para el campo de cultura. 
Por ahora mencionaré, únicamente, aspectos del primer punto. Un caso emblemático del periodismo de cultura en Michoacán es Ivonne Monreal, reportera del diario Cambio de Michoacán, cuyas técnicas de entrevista y notas han metido en aprietos a más de un funcionario. Con gran capacidad para problematizar campos de acción y cruces de información, además de una escritura clara, Monreal es un referente obligado en la lectura interesada en cultura. 
No sucede algo distinto con Érick Alba en La Jornada Michoacán. De hecho, transita del reportaje simple al periodismo de investigación y opinión con naturalidad admirable, abarcando desde la crítica musical hasta la lectura (igualmente crítica) de las políticas culturales y la economía en el mismo campo. Como todo periodista que se precie de profesional, cuenta con una red de contactos relevante que garantiza la proximidad con el entorno del cual informa e investiga. Sus entrevistas son puntuales, y la escritura es ágil pero profunda al explorar un tema. También es referente obligado de lectura. 
En su breve pero significativa sección Artes&Vida, el diario Provincia cuenta con dos autores a tomar en cuenta: Ignacio Torres y Manuel Ayala. El primero como editor de sección y columnista de temas varios, el segundo como reportero de perfil diverso, tanto para la cobertura de información que circulará en el diario como para edición y participación del periodismo contracultural en la Revista Clarimonda. Las múltiples facetas de Ayala y los proyectos editoriales que proyecta Torres para la sección, hacen saber esa parcela del diario Provincia cada vez muestra un perfil más consolidado, de interés allende las fronteras del estado. 
El panorama es más amplio, pero esta es apenas una muestra que hay un terreno nutrido con el cual hay que dialogar y debatir, pues si una cualidad tiene el periodismo de cultura es la de poder interrogar la realidad que reporta al tiempo que cuestiona las condiciones en que dicho campo sucede, englobando otras áreas de información como política, educación, economía, etc. 

Publicado en el suplemento cultural Letras de Cambio 
Diario Cambio de Michoacán 
30 de noviembre 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario